domingo, 10 de abril de 2011

¿Veintegenarios?

Fuente de la imagen
Sentaditos sin razón
en el portal cara al sol
nada somos na tenemos
na queremos ni hacemos
sólo el sol y el portal
sin más obligaciones
ni ambiciones
ni intereses
sin tener na que hacer
ni que ganar ni que perder
aquí estamos tan bien

tomando el sol
tomando el sol
qué más podría hacer yo
en esta mierda de rincón
que otra cosa que no sea tomar el sol
insolación...

sin estudios sin trabajo
somos como lagartos
ni cobardes ni valientes
ni revolucionarios
somos mudos y algo sordos
y aun teniendo muy claro
quiénes son los culpables
nosotros nos callamos
y dad gracias porque estamos
pasando de to de to de to

tomando el sol
tomando el sol
que más podría hacer yo
en esta mierda de rincón
que otra cosa que no sea tomar el sol
insolación...

jóvenes pero ancianos
ya nacimos cansados
pasa el tiempo despacio
somos veintegenarios
y aunque aquí nos quememos
y aunque intenten jodernos
nunca protestaremos
y aquí nos quedaremos
no moveremos ni un dedo
pasaremos de to de to

tomando el sol
tomando el sol
que más podría hacer yo
en esta mierda de rincón
que otra cosa que no sea tomar el sol
insolación, insolación
será el sol será el calor
o sólo una fulminante insolación
insolación...

Albert Pla, Veintegenarios

Señala Hessel en su famoso “panfleto” que no hay peor actitud que la indiferencia; sin embargo, parece que nuestros “veintegenarios” se han cansado de “tomar el sol”. La juventud española por fin comienza a “indignarse” y, curiosamente, como afirma el profesor Luis Alegre hoy en El País, “son los de 18 y 19 años los que están tirando del carro, los que han sabido canalizar la indignación”. Organizados desde la plataforma Juventud SIN futuro, el pasado jueves 7 de abril realizaron una primera movilización callejera que, aunque no ha alcanzado las cifras de participación de otros lugares europeos (300.000 personas en Portugal el pasado 12 de marzo), sí que constituye un síntoma de que algo está cambiando. “Tengo la sensación de que se han anticipado a algo que está por venir”, continua Luis Alegre. Desde aquí quiero manifestar todo mi apoyo a este movimiento universitario de rechazo a un sistema que abiertamente se refiere a los jóvenes como la “generación perdida” y que los está condenando a un futuro más que negro. El 15 de mayo tenemos todos una cita. “Crear es resistir; resistir es crear”. ¡Mucho ánimo!

Nosotras y nosotros, la juventud sin futuro, nos dirigimos a la opinión pública para mostrar nuestro desacuerdo con la política de recortes sociales del Gobierno, y la consecuencia más grave y con mayor impacto en el futuro que estas medidas representan: la juventud más preparada de nuestra historia vivirá peor que sus padres. La agresión contra el colectivo juvenil en un escenario de crisis capitalista, con una tasa de paro juvenil del 40%, la más alta de la UE, se materializa principalmente en tres medidas:
  • La Reforma laboral, que aumenta la temporalidad de nuestros contratos, la flexibilidad laboral y supone la desaparición de la negociación colectiva, convirtiéndonos en trabajadores precarios/as de por vida.
  • La Reforma del sistema de pensiones, que retrasa la edad de jubilación y reduce la cuantía de nuestras futuras pensiones y nos dificulta aún más encontrar un trabajo digno. Todo ello nos plantea un horizonte sin futuro.
  • La mercantilización de la Educación pública, que apuesta por la rentabilidad privada, y no por la formación y el conocimiento. Una universidad de élite para una minoría y fábrica de precarios para una mayoría, con medidas que se concretan en una nueva selectividad que pone trabas al acceso a la universidad y en la degradación de la formación profesional. 
Somos las y los jóvenes a quienes las élites económicas y las políticas de nuestros gobiernos nos quieren convertir en la generación sin formación ni trabajo ni pensión digna. Aquellos que, además, no tendremos casa en nuestra vida, desde que los especuladores hicieron del derecho a la vivienda un negocio con el que enriquecerse; un modelo de crecimiento económico que ha fracasado y ha generado esta crisis. Hemos tomado conciencia de que las medidas de salida a la crisis económica se han realizado a través de una constante socialización de las pérdidas. 

Frente a la salida de la crisis por la derecha, nosotras y nosotros, la generación precaria, señalamos a los culpables y reivindicamos ser escuchados. 

Queremos recuperar nuestra capacidad para ser actores de un motor de cambio, combatiendo un país de precariedad, desempleo y privatización de nuestra educación. Somos además conscientes de que la movilización y la lucha tienen sentido, pero sobre todo de que son necesarias. Italia, Francia, Grecia o Islandia nos enseñan que la movilización es indispensable. El mundo árabe nos demuestra que la victoria es posible. 

Por eso llamamos a un ciclo de movilizaciones que recuperen la voz de la juventud en la calle, y lo hacemos extensivo a la sociedad civil. Nosotras no nos fiamos, sabemos que esto sólo lo solucionamos sin los que causaron esta crisis. Instamos a emprender la movilización colectiva, a reivindicar nuestro derecho a disentir, a reconstruir nuestro futuro. 

Los abajo firmantes, estudiantes y miembros de la comunidad educativa, jóvenes trabajadoras y jóvenes trabajadores, movimientos sociales, profesionales de la ciencia, la técnica; mundo de la cultura y de las artes dan respaldo con su firma a este llamamiento a la movilización. 

«Nos habéis quitado demasiado, ahora lo queremos todo».

Juventud SIN futuro: Manifiesto

Reportaje de Informe Semanal del pasado dos de abril sobre el libro de Stephane Hessel.

3 comentarios:

Clemente dijo...

Al hilo de los veintegenarios,
hace un año me comentaste que el blog ya casi no tenía sentido, que había cumplido su misión y que tú también habías puesto en él lo suficiente como para considerarlo como una tarea concluida. En aquel momento pensé que te equivocabas. Hoy ya no.
Ciérralo, cierra y abandona toda esperanza. Hazlo porque tú, y yo, y muchos de nosotros no hemos sido capaces de adaptarnos al mundo donde vivimos. Ciérralo porque todo ha cambiado y no has sido capaz de ver ese cambio.
Ayer, en Nueva York, le otorgaron un premio a Mario Casas, como actor revelación, y si esos son los modelos (a seguir) quizás harías bien en cerrar tu blog. Ciérralo porque el pensamiento, esa reflexión que surge como un intencionado ejercicio neuronal con resultados más o menos lógicos, camina hacia ninguna parte y no tiene sentido ni como terapia para prevenir el mal de Alzheimer.

José Ángel Castaño Gracia dijo...

Ni sabía quien es Mario Casas. Sabes que comparto tu pesimismo: nuestra sociedad es extremadamente superficial y vulgar; sin embargo, no todo es fútbol, bodas reales, beatificaciones e idolos "pop" para todos. Algo se está moviendo, aunque sea levemente. Quise cerrar el blog como protesta ante el desprecio que manifiestan nuestros políticos hacia las tareas docentes. Llevar un blog lleva su tiempo y no sé hasta cuando voy a estar dispuesto a trabajar "gratis". De momento, voy a seguir. Recuerda las palabras de Benjamin: “sólo para los desesperanzados nos es dada la esperanza”.

Un saludo.

Ángela dijo...

Una noche aparentemente tranquila se te ocurre encender el televisor y te encuentras con anuncios como este... http://www.youtube.com/watch?v=HXT1-nACXXo

Mira también los comentarios de la gente, parecen robots. Están encantados con la canciocita. Desde luego, aunque parezca increible, habría que felicitar a los publicistas: han sabido dar lo que esta gente quiere, y mira lo que ha salido...

En fin, esto es lo que te comenté en clase, ya me dirás que te ha parecido... A mí me indignó.

Publicar un comentario

En “Angelus Novus” cualquier opinión, sugerencia o comentario serán muy bien acogidos. No serán publicados, sin embargo, los mensajes injuriosos, discriminatorios o con un lenguaje inapropiado.

¡Muchas gracias!

Ir Arriba