lunes, 14 de febrero de 2011

¿Es el lenguaje innato?

Pieter Brueghel el Viejo, La construcción de la torre de Babel
La teoría de la gramática generativa transformacional (o alguna otra teoría lingüística general) expresa una hipótesis respecto a la «esencia del lenguaje», es decir, a las propiedades que definen el lenguaje humano. Podemos considerar una teoría lingüística general, así construida, como una teoría de la facultad de lenguaje innata, intrínseca, que proporciona la base para la adquisición del conocimiento del lenguaje. El niño, en su «estado inicial», no tiene información alguna respecto a la lengua de la comunidad hablística en la que vive. Sencillamente, está dotado de un conjunto de mecanismos (lo que llamamos su «facultad de lenguaje») para determinar esa lengua, es decir, para alcanzar un «estado final» en el cual conoce la lengua. La teoría lingüística general describe su estado inicial; la gramática de su lengua describe su estado final. La teoría lingüística general puede ser considerada, apropiadamente, como una teoría explicativa, en el sentido de que explica cómo un niño de una comunidad hablística llega a conocer la lengua de esa comunidad, y a conocer innumerables hechos concretos respecto a la forma y significación de expresiones concretas, y muchas cosas más.
 
Noam Chomsky: Estructuras sintácticas

Volvamos ahora al estudio de la competencia subyacente y consideremos el problema general de cómo puede establecerse un acoplamiento del sonido y del significado. Como algo preliminar a esta investigación sobre la gramática universal, tenemos que preguntarnos de qué manera el sonido y el significado tienen que estar representados. Puesto que estamos interesados en las lenguas humanas en general, tales sistemas de representación tienen que ser independientes de cualquier lengua en particular. En otras palabras: tenemos que desarrollar una fonética universal y una semántica universal que delimiten respectivamente el conjunto de señales posibles y el conjunto de representaciones semánticas posibles para cualquier lengua humana. Entonces será posible hablar de una lengua como un acoplamiento particular de señales y representaciones semánticas, y además también será posible investigar las reglas que establecen este acoplamiento. Por consiguiente nuestra revisión de las propiedades generales del lenguaje tendrá tres partes naturales: la de la fonética universal, la de la semántica universal y la del sistema relacionador de la gramática universal. Las dos primeras partes implican la representación de una forma y un contenido semánticos idealizados; la teoría de la gramática universal se preocupará de los mecanismos usados en las lenguas naturales para determinar la forma de una oración y de su contenido semántico.

Noam Chomsky: El lenguaje y el entendimiento

Analizando el racionalismo cartesiano, el otro día surgió en clase el tema del origen del lenguaje y, como no, acabamos hablando de la “hipótesis del innatismo” con la que Noam Chomsky alborotara a finales de los cincuenta la lingüística de su época, más orientada al conductismo y el cognitivismo. Para el controvertido pensador norteamericano, el lenguaje es la facultad determinante del ser humano y, como tal, la condición de posibilidad del hablar o del poner nombre a las cosas. Por otro lado, detectó en él la existencia de una serie de elementos, ciertas reglas, de una especie de gramática universal subyacente a cualquier gramática particular y, por tanto, presente en todas las lenguas humanas. Estos “universales lingüísticos” formarían parte del aparato de adquisición del lenguaje y constituirían la función específica de la llamada “competencia lingüística”, a diferencia de su particular y posterior “actuación”.

La polémica surgió al afirmar, frente a las concepciones “mecanicistas” defendidas, entre otros, por Skinner, que estos universales son innatos; es decir, que forman parte de la naturaleza humana. El lenguaje sería una especie de interfaz de usuario que está trascendentalmente antes que todo aquello que se pueda hacer con él, entre otras cosas, aprenderlo. Los universales lingüísticos pertenecen, por tanto, a la dotación genética y son, en consecuencia, innatos. En definitiva, la gramática universal que defiende Chomsky es algo que se posee de modo consustancial, un conocimiento inconsciente y previo a toda experiencia, algo que él propio individuo aporta a su proceso de aprendizaje del lenguaje y que lo hace posible: expresa, por tanto, la “esencia del ser humano”. Chomsky se sitúa, pues, en la tradición filosófica del racionalismo, tanto del de Descartes y Leibniz, como del de Kant y otros. De hecho, recordemos que también para Kant las categorías son innatas y operan de un modo muy semejante a los universales lingüísticos en su función de asignación del sentido: siempre de forma previa y constituyente. 

Chomsky intentó defender desde estas teorías lingüísticas ciertas limitaciones cognoscitivas del ser humano y determinadas tesis políticas en la tradición del anarquismo libertario de izquierdas. Sin embargo, las mayores críticas recibidas provienen de la escasa atención que ha prestado al “supuesto” carácter eminentemente comunicativo y convencional del lenguaje. Así, para el antropólogo Chris Knight: “Chomsky define al lenguaje como no-social. Lo define como un objeto en el interior de la cabeza del individuo. Dice que no tiene ninguna función principal especialmente comunicativa, usamos el lenguaje privadamente pensando para nosotros mismos. Dice que el significado de las palabras no es socialmente negociado sino que está cableado dentro del cerebro humano como una forma avanzada del genoma humano”. En cualquier caso, su clara apuesta por el racionalismo cartesiano en detrimento del empirismo filosófico y científico, era muy osada en un mundo, el de las ciencias sociales, que siempre ha sostenido posiciones totalmente contrarias, lo que no ha impedido que Chomsky siga siendo uno de los autores más leídos y citados.

Pulsad sobre la imagen para ampliarla

0 comentarios:

Publicar un comentario

En “Angelus Novus” cualquier opinión, sugerencia o comentario serán muy bien acogidos. No serán publicados, sin embargo, los mensajes injuriosos, discriminatorios o con un lenguaje inapropiado.

¡Muchas gracias!

Ir Arriba