viernes, 25 de febrero de 2011

Construcción / Deconstrucción


Construção

Amou daquela vez como se fosse a última
Beijou sua mulher como se fosse a última
E cada filho seu como se fosse o único
E atravessou a rua com seu passo tímido
Subiu a construção como se fosse máquina
Ergueu no patamar quatro paredes sólidas
Tijolo com tijolo num desenho mágico
Seus olhos embotados de cimento e lágrima
Sentou pra descansar como se fosse sábado
Comeu feijão com arroz como se fosse um príncipe
Bebeu e soluçou como se fosse um náufrago
Dançou e gargalhou como se ouvisse música
E tropeçou no céu como se fosse um bêbado
E flutuou no ar como se fosse um pássaro
E se acabou no chão feito um pacote flácido
Agonizou no meio do passeio público
Morreu na contramão atrapalhando o tráfego

Amou daquela vez como se fosse o último
Beijou sua mulher como se fosse a única
E cada filho seu como se fosse o pródigo
E atravessou a rua com seu passo bêbado
Subiu a construção como se fosse sólido
Ergueu no patamar quatro paredes mágicas
Tijolo com tijolo num desenho lógico
Seus olhos embotados de cimento e tráfego
Sentou pra descansar como se fosse um príncipe
Comeu feijão com arroz como se fosse o máximo
Bebeu e soluçou como se fosse máquina
Dançou e gargalhou como se fosse o próximo
E tropeçou no céu como se ouvisse música
E flutuou no ar como se fosse sábado
E se acabou no chão feito um pacote tímido
Agonizou no meio do passeio náufrago
Morreu na contramão atrapalhando o público

Amou daquela vez como se fosse máquina
Beijou sua mulher como se fosse lógico
Ergueu no patamar quatro paredes flácidas
Sentou pra descansar como se fosse um pássaro
E flutuou no ar como se fosse um príncipe
E se acabou no chão feito um pacote bêbado
Morreu na contra-mão atrapalhando o sábado

Construcción

Amó aquella vez como si fuese la última,
Besó a su mujer como si fuese la última,
Y a cada hijo suyo cual si fuese el único
Y atravesó la calle con su paso tímido.
Subió a la construcción como si fuese máquina,
Irguió en el armazón cuatro paredes sólidas,
Ladrillo con ladrillo en un diseño mágico,
Sus ojos embotados de cemento y lágrimas.
Se sentó a descansar como si fuese sábado,
Comió feijão y arroz cual si fuese un príncipe,
Bebió y sollozó como si fuese un náufrago,
Danzó y carcajeó como si oyese música
Y tropezó en el cielo con su paso alcohólico.
Y flotó por el aire cual si fuese un pájaro.
Y acabó en el suelo como un bulto fláccido.
Agonizó en el medio del paseo público.
Murió a contramano interfiriendo el tránsito.

Amó aquella vez como si fuese el último,
Besó a su mujer como si fuese única,
Y a cada hijo suyo cual si fuese el pródigo
Y atravesó la calle con su paso alcohólico.
Subió a la construcción como si fuese sólida,
Irguió en el armazón cuatro paredes mágicas,
Ladrillo con ladrillo en un diseño lógico,
Sus ojos embotados de cemento y tránsito.
Se sentó a descansar como si fuese un príncipe,
Comió feijão y arroz como si fuese el máximo,
Bebió y sollozó como si fuese máquina,
Danzó y carcajeó como si fuese el próximo
Y tropezó en el cielo cual si oyese música.
Y flotó por el aire cual si fuese sábado,
Y terminó en el suelo como un bulto tímido.
Agonizó en el medio del paseo náufrago.
Murió a contramano interfiriendo el público.

Amó aquella vez como si fuese máquina,
Besó a su mujer como si fuese lógico,
Irguió en el armazón cuatro paredes flácidas,
Se sentó a descansar como si fuese un pájaro,
Y flotó en el aire cual si fuese un príncipe,
Y terminó en el suelo como un bulto alcohólico.
Murió a contramano interfiriendo el sábado.

Chico Buarque, Construção (Construcción)



Charles C. Ebbets, Lunch a-top a skyscraper

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Desde siempre me había llamado la atención esta fotografía y de hecho, la admiraba por la supuesta valentía de “los modelos que posan” y del fotógrafo que la realiza.

Al investigar un poco sobre ella, me he llevado una gran sorpresa y una inmensa decepción.
Una sorpresa porque pensaba (inocente e ignorante yo) que era un fotomontaje y que estaba perfectamente elaborado; y una decepción al comprobar que las personas que están sobre las vigas no son modelos, sino los constructores de este edificio.

He encontrado que la construcción del edificio costó unos 100 millones de dólares y, que la persona que la encabezó John Davison Rockefeller Jr. (29 de enero de 1874 - 11 de mayo de 1960), un millonario.

Normal es, que al tener el suficiente dinero como para vivir su vida y cuatro más, no le importasen las condiciones de seguridad en el trabajo de sus albañiles.

Total, ¿que más da que se juegue la vida un empleado u ocho día a día si, además, estos son ”inmigrantes renovables”?




Natalia Mora Del Oso
2ºbach CCNN.

José Ángel Castaño Gracia dijo...

Te invito, Natalia, a que investigues sobre esa gran metáfora sobre el hombre actual y su alienación que es este tema de Chico Buarque. ¿No te produce cierta sensación de angustia y desasosiego?

Anónimo dijo...

"Carpe diem quam minimum credula postero".

Horacio ya lo cantó en el 65 a.C.




Natalia Mora Del Oso
2ºbach CCNN.

Anónimo dijo...

Gran parte de los obreros de la foto son indios MOHAWK, junto a canadienses y estadounidenses.
Dichos indios eran los preferidos de los constructores de rascacielos por carecer del sentido del vértigo.

Publicar un comentario

En “Angelus Novus” cualquier opinión, sugerencia o comentario serán muy bien acogidos. No serán publicados, sin embargo, los mensajes injuriosos, discriminatorios o con un lenguaje inapropiado.

¡Muchas gracias!

Ir Arriba