viernes, 14 de enero de 2011

Wozzeck

Fuente de la imagen
¡Señoras! ¡Caballeros! Vean ustedes la criatura tal y como dios la formó nada, nada de nada. Vean ahora el arte anda derecho, lleva levita y pantalón, lleva un sable. ¡Así! ¡Haz reverencia! Así se hace. ¡Hecha un beso! (Toca la trompeta) Michel entiende de música. Señoras y señores, vean aquí presentes al caballo astronómico y estos bonitos canarios cantores: son los favoritos de todos los potentados de Europa y miembros de todas las sociedades científicas. Le leen el provenir a todo el mundo, cuántos años tiene uno, cuántos hijos, qué enfermedades; sabe disparar con pistola y andar cojeando. Educación, sólo educación; tienen un raciocinio animal o más bien una animalidad dotada de raciocinio. No es una bestia irracional, como tantas personas, a excepción del distinguido público. ¡Pasen, señores! ¡Empieza la función, el comienzo del comienzo va a dar inmediatamente! Vean los adelantos de la civilización. Todo progresa, el caballo, el mono, el canario. El mono ya es un soldado, todavía no es mucho, el escalón más bajo del género humano. Principia la representación. ¡El inicio, el inicio! ¡El comienzo va a dar comienzo inmediatamente! […]

Pobres que somos. Mire usted, mi capitán: dinero, dinero. Quien no tiene dinero… que uno haya de traer al mundo a otro de su misma condición pensando en la moralidad. Uno es también de carne y hueso. Los pobres somos desgraciados, en este mundo y en el otro. Yo creo que si fuésemos al cielo, tendríamos que ayudar a tronar. […]

Mi capitán, la tierra quema como el infierno, pero yo estoy helado, estoy helado; el infierno es frío, ¿Qué se apuesta? Imposible. Dios, dios… ¡Imposible! […]

Me voy. Son posibles muchas cosas. ¡El hombre! Son posibles muchas cosas. Hace buen tiempo mi capitán. Mire usted qué hermoso y firme es ese cielo gris, le entran a uno ganas de clavar un garfio en él y ahorcarse, tan sólo por la coma que separa al sí del no. Mi capitán ¿sí, no? ¿Tiene culpa el no del sí o el sí del no? Voy a meditar sobre esto.

Georg Büchner: Woyzeck


Libreto de Wozzeck de Alban Berg, según el drama Woyzeck de Georg Büchner

2 comentarios:

Jake dijo...

Ven a tirar nabos a Jarramplas. Yo mañana subo a Piornal. Sé que es muy Agro tirar nabos al Jarramplas, el tío lleva máscara y se me quitan todos los estreses de la vida rural. Bueno sé que no es muy típico de un blog de reflexión filosofía y política. Pero no puedo dejar de invitaros a Jarramplas.

José Ángel Castaño Gracia dijo...

Gracias por la invitación, Jake. Si no fuera por la distancia, ahí me tenías tirando nabos o lo que sea: ganas no me faltan. Menudo panorama tenemos en Murcia. Menos mal que se está empezando a conocer fuera de este cortijo levantino tan lejano, por otro lado, de la reflexión filosófica y política o, incluso, de la sensatez y el sentido común.

Publicar un comentario

En “Angelus Novus” cualquier opinión, sugerencia o comentario serán muy bien acogidos. No serán publicados, sin embargo, los mensajes injuriosos, discriminatorios o con un lenguaje inapropiado.

¡Muchas gracias!

Ir Arriba