miércoles, 1 de diciembre de 2010

Teología natural y teología revelada en Tomás de Aquino

Ludwig Seitz, Fe y razón unidas
Parece que la mayoría de los que se llaman cristianos se comportan como los compañeros de Ulises: se acercan a la cultura (logos) como gente burda que ha de pasar no sólo junto a las sirenas, sino junto a su ritmo y su melodía. Han tenido que taponarse los oídos con ignorancia, porque saben que si llegasen a escuchar una vez las lecciones de los griegos, no serían ya capaces de volver a su casa. Pero el que sabe recoger de entre lo que oye toda flor buena para su provecho, por más que sea de los griegos -pues «del Señor es la tierra y todo lo que la llena» (Sal 23, 1; Cor 10, 26)-, no tiene por qué huir de la cultura a la manera de los animales irracionales. Al contrario, el que está bien instruido ha de aspirar a proveerse de todos los auxilios que pueda, con tal de que no se entretenga en ellos más que en lo que le sea útil: si toma esto y lo atesora, podrá volver a su casa, a la verdadera filosofía, habiendo conseguido para su alma una convicción firme, con una seguridad a la que todo habrá contribuido. […]

El vulgo, como los niños que temen al coco. Teme a la filosofía griega por miedo de ser extraviado por ella. Sin embargo, si la fe que tienen—ya que no me atrevo a llamarla conocimiento— es tal que puede perderse con argumentos, que se pierda, pues con esto sólo ya confiesan que no tienen la verdad. Porque la verdad es invencible: las falsas opiniones son las que se pierden.

Clemente de Alejandría, Stromata, VI

En la pintura anterior podemos leer la siguiente inscripción, divinarum veritatum splendor, animo exceptus, ipsam juvat intelligentiam. Justo detrás vemos a Tomás de Aquino enseñando. Entre las figuras alegóricas de la Fe y la Filosofía se halla un volumen de Aristóteles. Se trata de una magnífica representación de la filosofía escolástica tomista: la religión cristiana se funda en la fe, pero no desprecia la filosofía. La filosofía es una preparación para la fe, prueba alguna de sus verdades y ayuda a la interpretación de las otras. Es además una defensa de la fe contra las falsas filosofías y, en lo que se refiere a los misterios (“artículos de fe”) la filosofía debe subordinarse a la teología en su objeto y sus métodos. En cuanto a las verdades del orden natural, la filosofía sigue su propio método, aunque sin substraerse a la autoridad divina. Sin embargo, esta síntesis entre razón y fe, una verdadera obra de “ingeniería”, tardó su tiempo en llevarse a cabo. 

Tras un inicial rechazo de la filosofía, paulatinamente fue siendo incorporada al cristianismo, quizá debido a la teología que incorporaba. Y es que la filosofía griega incluía desde sus orígenes un discurso racional sobre Dios. Fue, no obstante, Aristóteles quien hizo de la teología una parte esencial de la metafísica encargada de la reflexión sobre el fundamento último del mundo, su causa radical y fuente de ser y vida. Esta teología es la conocida como ‘teología natural’, ‘teología racional’ o, posteriormente, ‘teodicea’. Tomás de Aquino se refería a ella como ‘teología filosófica’, sin más, para distinguirla de aquella teología que se centraba exclusivamente en la revelación cristiana. De esta manera, en In De Trinitate, afirma lo siguiente: Así pues, hay dos teologías: una, que investiga las realidades divinas no como su objeto de estudio, sino como causa (principium) de su objeto; esta ciencia es la teología, que es realizada por los filósofos y que también recibe el nombre de metafísica. Otra, que investiga las cosas divinas en sí mismas, son su objeto propio, y ésta es la teología que se basa en la sagrada escritura. 

Dos teologías, dos saberes y dos formas de acercarse a la verdad. Salvar las contradicciones entre teología natural y teología revelada, filosofía y religión, razón y fe fue la tarea que se impuso Tomás de Aquino. Os dejo un enlace a la magnífica actividad que ha realizado Arturo Porras en Fil.Ex que tiene por título Las relaciones fe y razón (del s. I al s. XIV). Partiendo de la cuestión inicial ¿qué tiene que ver la filosofía con la religión?, nos ofrece un recorrido muy ameno y completo por los principales momentos históricos de la discusión de este importante problema de la filosofía medieval: ¿Qué relación hay entre la razón y la fe -filosofía y teología-, y cuál es su papel respectivo en la comprensión del mundo, la orientación moral y la salvación del hombre, y en la ordenación de la sociedad? ¿Cómo conciliar el pensamiento de los filósofos paganos (Platón, Aristóteles y neoplatonismo, principalmente) con la tradición bíblica y patrística (san Agustín, sobre todo)? Aprovecho también para insertar el vídeo de la serie La aventura del pensamiento dedicado a la filosofía de Tomás de Aquino. ¡No seáis perezosos!

Pulsad sobre la imagen para acceder a la actividad

4 comentarios:

Rodolfo Plata dijo...

JAQUE MATE A LA DOCTRINA JUDAIZANTE DE LA IGLESIA QUE HA CONVERTIDO AL CRISTIANISMO EN RELIGIÓN BASURA. El análisis racional de los elementos que integran la triada pre-teológica judeo cristiana (la descripción neutra del fenómeno espiritual, su explicación y su aplicación), nos permite criticar objetivamente el profetismo judío y la cristología de San Pablo que fundamentan la doctrina judaizante de la Iglesia; y visualizar: 1) que las directrices de los ancestros de Israel (patriarcas, profetas, reyes y jueces) contenidas en el Antiguo Testamento, son opuestas a las enseñanzas de Cristo, ya que en lugar de promover el amor misericordioso y la hermandad universal, promueven el racismo, el despojo, el sometimiento y/o exterminio de los pueblos no judíos; 2) la omisión capital que cometió Pablo en sus epístolas al mutilar al cristianismo de la doctrina de la trascendencia humana (instruida e ilustrada por Cristo) que se alcanza practicando las virtudes opuestas a nuestros defectos hasta adquirir el perfil de humanidad perfecta (cero defectos), dándonos acceso a las potencialidades del espíritu a medida que nos vamos desarrollando espiritualmente; 3) la urgente necesidad de formular un cristianismo laico enmarcado en la doctrina y la teoría de la trascendencia humana (sustentada por filósofos y místicos, y su veracidad comprobada por la trascendencia humana de Cristo); a fin de afrontar con éxito: “el ateismo, el islamismo, el judaísmo, el nihilismo, la nueva Era y la modernidad”, que amenazan con sofocar al cristianismo. http://es.scribd.com/doc/73946749/Jaque-Mate-a-La-Doctrina-Judaizante-de-La-Iglesia

Pedro Monteagudo dijo...

una pregunta. ¿podrías decirme cómo has hecho el efecto de mancha de café en tu Blog, de forma que se pueda mover la página de arriba hacia abajo y la mancha esté fija en el mismo sitio?. Gracias de antemano.
Buen blog.

Publicar un comentario

En “Angelus Novus” cualquier opinión, sugerencia o comentario serán muy bien acogidos. No serán publicados, sin embargo, los mensajes injuriosos, discriminatorios o con un lenguaje inapropiado.

¡Muchas gracias!

Ir Arriba