viernes, 31 de diciembre de 2010

¡Feliz 2011!

Manel Fontdevila, 2011, Público, 31/12/10
Yo sentí en ese momento, con una certeza que no estaba del todo exenta de un sentimiento doloroso, que tampoco el año que viene, ni el otro, ni en todos los años de mi vida escribiré un libro en inglés ni en latín: y eso por un solo motivo cuya rareza, para mí embarazosa, dejo a la discreción de su infinita superioridad mental el ordenarla, con mirada no cegada, en el reino de los fenómenos espirituales y corpóreos extendido armónicamente ante usted: es decir, porque la lengua, en que tal vez me estaría dado no sólo escribir sino también pensar, no es ni el latín, ni el inglés, ni el italiano, ni el español, sino una lengua de cuyas palabras no conozco ni una sola, una lengua en la que me hablan las cosas mudas y en la que quizá un día, en la tumba, rendiré cuentas ante un juez desconocido.

Hugo von Hofmannsthal: Carta de Lord Chandos

Sea lo que sea que nos depare el 2011, esperemos que nos haga olvidar este funesto 2010 que ya empezamos a dejar atrás y que no nos lleve al silencio, como a Hofmannsthal. ¡Un año nuevo mejor es posible!, dice Manel Fontdevila. Quizá sea un sueño imposible, pero soñar nos acerca más a los dioses.

Copiándole la idea a Marcos Santos Gómez, os presento el balance de visitas que ha recibido este blog en sus dos años de existencia. No puedo sino mostrar mi agradecimiento a todos los que os habéis pasado por aquí, deseando que hayáis encontrado lo que buscabais. Y, hablando de sueños, os dejo una pequeña joya: el cortometraje Destino, concebido por ese mago de los sueños que fue Salvador Dalí por encargo de Walt Disney en 1946 y rescatado en 2003 por Roy E. Disney, sobrino del mítico productor y animador.

A todos los lectores de Angelus Novus, gracias por estar ahí y ¡Feliz 2011!


0 comentarios:

Publicar un comentario

En “Angelus Novus” cualquier opinión, sugerencia o comentario serán muy bien acogidos. No serán publicados, sin embargo, los mensajes injuriosos, discriminatorios o con un lenguaje inapropiado.

¡Muchas gracias!

Ir Arriba