viernes, 17 de septiembre de 2010

Bienvenida al alumnado del IES Dos Mares

20100412elpepuvin_2
Erlich, El País, 12/04/2010
El dicho evangélico de que la verdad os hará libres tiene singular aplicación a la filosofía: es la búsqueda y el anuncio de la verdad frente a lo que la impide, lo que traerá a los hombres y a los pueblos la libertad. Una verdad operativa, pero una verdad. Es cierto que nuestros pueblos necesitan de transformación. Pero de una transformación llena de verdad; de lo contrario, no vamos a la liberación del hombre, sino a su alineación. La filosofía como búsqueda de la plenitud de la verdad, esto es, no a la manera de ausencia de error, sino de la presencia plena de la realidad, es así un elemento indispensable en la liberación integral de nuestros pueblos. Cuando estos pueblos cuenten con la posibilidad real de pensar por sí mismos en todos los órdenes del pensamiento, es que ya van camino de la libertad y de la posesión plena de sí mismos. He ahí el para qué de la filosofía.

Ignacio Ellacuría: Filosofía, ¿para qué?

Hoy ha comenzado el curso y con esta entrada quiero dar la bienvenida a los alumnos del IES Dos Mares que se asoman por vez primera a este edublog, con la esperanza de que se convierta en una buena herramienta de apoyo a la enseñanza de las asignaturas que imparte el Departamento de Filosofía.

En Angelus Novus se puede encontrar abundante material complementario a las clases: textos, ejercicios interactivos, pósteres multimedia, presentaciones en PowerPoint, videos de carácter filosófico o enlaces a otros weblogs de interés, entre otros recursos. Pero lo verdaderamente importante es vuestra participación a través de los comentarios que queráis hacer. Por otro lado, es muy fácil navegar y trabajar en el blog. No obstante, ya os daré unas breves instrucciones en clase sobre cómo hacerlo.

A partir de este fin de semana irán, pues, apareciendo distintas publicaciones sobre las diferentes asignaturas que cursáis. Para identificarlas, sólo tenéis que fijaros en las etiquetas que figuran al final del post. De momento, eso es todo. Os animo a que exploréis el blog y os familiaricéis con él. Como ejemplo de los materiales que irán mostrándose aquí, os dejo un glog que intenta dar respuesta a la pregunta que inaugura siempre todos los cursos: ¿qué es la filosofía?


7 comentarios:

blues dijo...

Ojalá que tomen nota porque la "cosa" está muy mal. Con lo que hay que "liberar" no llegan ni todas las manos que puedan empujar.

No sé qué me ha pasado pero me acabo de dar cuenta que el feed del flickr se me había quedado bloqueado. Después me paso a ver las novedades.

Un abrazo.

Dn. dijo...

Por que será que me duele el que ya no estés....

Mucha suerte en esos nuevos lares...

Y gracias, muchas gracias por "aquellas pequeñas cosas"

http://www.youtube.com/watch?v=hoCZ8H0RAsA

Un abrazo desde los sueños.

Dn.

José Ángel Castaño Gracia dijo...

Esperemos que así sea, Blues. Pensar por sí mismo es un comienzo, aunque pueda conducir a que te asesinen, como le ocurrió a Ellacuría por intentar "liberar" alguna que otra cosa.

Un abrazo.

José Ángel Castaño Gracia dijo...

Dn.: Como me alegra verte por aquí de nuevo. Muchas gracias y mucha suerte para ti también. Pero sobre la suerte, Miguel Santa Olalla nos trae hoy en su blog una cita de Anaxímenes de Lámpsaco que no hay que olvidar:

“Solemos llamar suerte a lo mal calculado de la vida por los hombres, porque si todo lo dirigiéramos rectamente con nuestras mentes, no existiría el nombre de la suerte”

Estudia mucho (todas las asignaturas, no sólo las que te gustan) y ya sabes: aquí me tienes para lo que necesites.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Haber, todo el mundo puede pensar por si mismo lo único es que se puede tener miedo a lo que digan los demás, porque lo crea o no la presión de grupo es algo muy presente.

José Ángel Castaño Gracia dijo...

Efectivamente, todo el mundo puede pensar por sí mismo; sin embargo muy pocos lo hacen. Y la causa está en algo muy obvio: la pereza. Es mucho más cómodo “comprar” una respuesta que venga de fuera que esforzarse en encontrar una respuesta propia. A la pereza, Kant añadió la cobardía, el miedo, en un importante y muy conocido texto, que no podría venir más a cuento citar:

La ilustración es la salida del hombre de su minoría de edad. El mismo es culpable de ella. La minoría de edad estriba en la incapacidad de servirse del propio entendimiento, sin la dirección de otro. Uno mismo es culpable de esta minoría de edad cuando la causa de ella no yace en un defecto del entendimiento, sino en la falta de decisión y ánimo para servirse con independencia de él, sin la conducción de otro. ¡Sapere aude! ¡Ten valor de servirte de tu propio entendimiento! He aquí la divisa de la ilustración.

La mayoría de los hombres, a pesar de que la naturaleza los ha librado desde tiempo atrás de conducción ajena (naturaliter maiorennes), permanecen con gusto bajo ella a lo largo de la vida, debido a la pereza y la cobardía. Por eso les es muy fácil a los otros erigirse en tutores. ¡Es tan cómodo ser menor de edad!


El miedo (sobre todo al qué dirán) es el mayor enemigo del hombre. Dejar de pensar por sí mismo, para hacerlo según la opinión de otro, es lo propio de una persona que ha renunciado a su libertad. Esto es lo que significa la palabra alienación.

Anónimo dijo...

Saludos desde Perú, país de los incas!

Publicar un comentario

En “Angelus Novus” cualquier opinión, sugerencia o comentario serán muy bien acogidos. No serán publicados, sin embargo, los mensajes injuriosos, discriminatorios o con un lenguaje inapropiado.

¡Muchas gracias!

Ir Arriba