sábado, 19 de junio de 2010

¡Gracias, José Saramago!

José Saramago, Fuente de la imagen
Ciegos. El aprendiz pensó "Estamos ciegos", y se sentó a escribir el Ensayo sobre la ceguera para recordar a quien lo leyera que usamos perversamente la razón cuando humillamos la vida, que la dignidad del ser humano es insultada todos los días por los poderosos de nuestro mundo, que la mentira universal ocupó el lugar de las verdades plurales, que el hombre dejó de respetarse a sí mismo cuando perdió el respeto que debía a su semejante. Después el aprendiz, como si intentara exorcizar a los monstruos engendrados por la ceguera de la razón, se puso a escribir la más simple de todas las historias: Una persona que busca a otra persona sólo porque ha comprendido que la vida no tiene nada más importante que pedir a un ser humano. El libro se llama Todos los nombres. No escritos, todos nuestros nombres están allí. Los nombres de los vivos y los nombres de los muertos.

Termino. La voz que leyó estas páginas quiso ser el eco de las voces conjuntas de mis personajes. No tengo, pensándolo bien, más voz que la voz que ellos tuvieron. Perdónenme si les pareció poco esto que para mí es todo.

José Saramago: De cómo los personajes se convirtieron en maestros y el autor en su aprendiz [Discurso de aceptación del Premio Nobel 1998 - Texto completo]

Nos ha dejado una de las mentes más lúcidas y más sensibilizadas ante las injusticias sociales de nuestra época y, sobre todo, un gran escritor. ¡Gracias, José Saramago! Tu pesimismo, tu espíritu crítico y tu compromiso con la humanidad siempre servirán de acicate para las generaciones venideras.

“Creo que en la sociedad actual nos falta filosofía. Filosofía como espacio, lugar, método de reflexión, que puede no tener un objetivo concreto, como la ciencia, que avanza para satisfacer objetivos. Nos falta reflexión, pensar, necesitamos el trabajo de pensar, y me parece que, sin ideas, no vamos a ninguna parte.”

Revista del Expresso, Portugal (entrevista), 11 de octubre de 2008, en Otros Cuadernos de Saramago



A Maior Flor do Mundo from Fundação Jose Saramago on Vimeo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

El video me recuerda algo de Oscar Wilde, algo de Antoine de Saint-Exupéry.

Se aconseja vívidamente leer "Ensayo sobre la ceguera" A mí me abrió los ojos.

Y por supuesto su cuaderno:

http://cuaderno.josesaramago.org/category/el-cuaderno-de-saramago/

Y no, no conozco al dueño del blog.

Simplemente estoy de acuerdo y algo me inspira:

http://www.youtube.com/watch?v=2bOhxGBRXAU

y me imagino a Saramago por estas latitudes musicales de Lisboa.

AU

José Ángel Castaño Gracia dijo...

En efecto, es una novela que debería ser de lectura obligada. Alfama huele a sardinas y a gazpacho, pero también a Pessoa y a Saramago.

Saludos.

Publicar un comentario

En “Angelus Novus” cualquier opinión, sugerencia o comentario serán muy bien acogidos. No serán publicados, sin embargo, los mensajes injuriosos, discriminatorios o con un lenguaje inapropiado.

¡Muchas gracias!

Ir Arriba