sábado, 5 de junio de 2010

"Caballo desbocado"


Os sucede a vosotros lo mismo que al que montaba un caballo furiosos; el caballo, sin dominio, lo arrastraba en su loca carrera, y él no podía descender. Y encontrándole uno y preguntándole ¿hacia dónde vas?, respondió: hacia donde éste quiera, y señaló al caballo desbocado. Y si alguien os preguntase a vosotros ¿hacia dónde vais?, deberíais responder, si quisierais responder a la verdad: hacia donde quieren las pasiones, el placer, la vanagloria, la avidez de ganancia, la cólera, el temor; hacia donde cualquiera otra pasión quisiera arrastrarnos. Porque vosotros no montáis un solo caballo, sino ora ésta, ora aquél, y todos desbocados y furiosos.

Luciano de Samosata, El cínico

Esta metáfora del “caballo desbocado” bien podría aplicarse al consumismo desenfrenado propio de nuestra época. Hoy es el primer Día Mundial del Medio Ambiente tras el desastre de la Conferencia de Copenhague. Parece que los políticos siguen sin enterarse o, lo que es peor, que no existe la más mínima voluntad de hacer nada serio por la preservación de la ecología o la justicia global. Veremos qué pasa en la XVI Conferencia sobre Cambio Climático, que se celebrará en México a finales de año. Seguramente, nada. La temperatura global seguirá subiendo, ante la indiferencia general de la clase política y pronto nos veremos como el anciano del maravilloso corto de Kunio Kato, La Maison en Petits Cubes, otra metáfora, esta vez audiovisual, sobre el calentamiento global que sufrimos y provocamos.

Decía Peter Singer que si realmente esperamos ver una verdadera voluntad de abordar las raíces de la pobreza, de la delincuencia y la destrucción a corto plazo de los recursos del planeta, debemos desprendernos de una vez por todas de todo este materialismo vulgar que define todas las esferas de nuestras sociedades contemporáneas. La vida está compuesta de pequeños instantes que se van amontonando como lo cubos de la obra del animador japonés. Esa es nuestra única riqueza: nuestros recuerdos y un poco de vino y de tabaco. No hace falta más. Y para conseguirla hay que ser radical, en el viejo sentido de ir a la raíz de las cosas, exigiendo a nuestros dirigentes que tengan la valentía suficiente para poner freno a ese “caballo desbocado” del inmoral desarrollismo actual. El futuro es hoy.

Os dejo unos comentarios del director ejecutivo de Greenpeace Internacional, Kumi Naidoo, sobre el frustrante Acuerdo de Copenhague y La Maison en Petits Cubes, de Kunio Kato. Que este Día Mundial del Medio Ambiente no se quede en otra vacía celebración más.

“No es justo, ni ambicioso, ni legalmente vinculante. Los líderes mundiales no han hecho su trabajo. No han evitado un cambio climático catastrófico”.

“La ciudad de Copenhague es esta noche la escena de un crimen climático, con los culpables, hombres y mujeres, huyendo avergonzados hacia el aeropuerto. Los líderes mundiales podían haber cambiado el mundo para bien y evitar un cambio climático catastrófico. Al final, llegaron a un acuerdo completamente lleno de agujeros, tan grandes que el Air Force One podría pasar a través de ellos”.

“Hemos vivido un año de crisis, pero hoy está claro que la mayor crisis que afronta la humanidad es de liderazgo”.

“Durante este año, numerosos países en desarrollo mostraron su disposición a aceptar su parte de la carga a la hora de evitar el caos climático. Al final, la mayor parte de la culpa del fracaso la tienen los países ricos e industrializados, que ostentan la mayor responsabilidad histórica por haber causado este problema. En particular, EEUU no asumió un liderazgo real y con ello hundió las conversaciones”.

“La ciencia del clima afirma que disponemos de muy pocos años para frenar el aumento de las emisiones y luego realizar las reducciones rápidas que serían la mejor opción para evitar un cambio climático peligroso. No podemos cambiar la ciencia, por lo que tendremos que cambiar la política. Y quizá también tendremos que cambiar nuestros políticos”.

“Esto no se ha terminado. La gente de todo el mundo exigía un acuerdo real antes de que comenzara esta cumbre, y todavía lo exige. Todavía podemos salvar a cientos de millones de personas de la devastación de un mundo más cálido, sólo que ahora es infinitamente más difícil”.

“La sociedad civil, a la mayor parte de la cual se la ha excluido de participar en los días finales de esta cumbre del Clima, debe ahora redoblar sus esfuerzos. Todos y cada uno de nosotros debemos pedir responsabilidades a nuestros líderes. Debemos llevar la lucha contra el cambio climático a todos los niveles políticos, tanto locales como regionales, nacionales e internacionales. También tenemos que llevarla a las salas de reuniones y a las calles. Nuestra alternativa es luchar por lograr un cambio fundamental en nuestra sociedad, o sufrir las consecuencias.”


La Maison en petits cubes de Kunio Kato from Muy animados on Vimeo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

En “Angelus Novus” cualquier opinión, sugerencia o comentario serán muy bien acogidos. No serán publicados, sin embargo, los mensajes injuriosos, discriminatorios o con un lenguaje inapropiado.

¡Muchas gracias!

Ir Arriba