sábado, 29 de mayo de 2010

P.A.U.: Novedades sobre el examen de Historia de la Filosofía

Anton Koberger, Nuremberg Chronicle
La filosofía solo puede conservar su influencia, su fuerza de convicción general, si se aplica a objetos de la vida y del mundo. Ella misma no contiene más que los gérmenes capaces de fecundar las vastas tierras de la humanidad. Es tarea del filósofo práctico favorecer, a partir de la filosofía, el desarrollo de esos gérmenes en su relación con los diferentes objetos de la vida. Si en todas partes hubiéramos alcanzado ya los principios superiores y primeros de la filosofía, como se lo imaginan quizá ciertos filósofos puramente especulativos, no tendríamos, desde luego, necesidad de un proceso tal de desarrollo: ahora bien, está lejos de ser este el caso. Cada objeto particular posee su naturaleza propia, demanda exámenes particulares que la razón no podrá llevar a cabo sin tenerlo a la vista, y aquel que se fuerza a exámenes de ese tipo hace concordar, en tanto que filósofo, los objetos de esas investigaciones con las exigencias de la razón. La filosofía debe aproximarse con entera confianza al dominio de la vida; lejos de toda pretensión, debe mostrarse capaz de distraer a las gentes en los ratos de ocio, debe incluso mezclarse con los placeres de una humanidad refinada para hacer sentir de igual manera su valor en dominios que nada tienen de filosófico y extender su influencia a toda la facción cultivada de la nación de la que ella reclama su amor.

Karl Gottlob Schelle, “El arte de pasearse”, en Michel Onfray, Antimanual de Filosofía

Este pasado jueves se celebró en Murcia una reunión en la que se nos informó de los cambios que va a experimentar el examen de Historia de la Filosofía en la P.A.U. y que serán de aplicación inmediata. Según nota informativa del coordinador de Filosofía, Ángel Prior Olmos: “se trata de informar del acuerdo obtenido hoy mismo con el Coordinador general de las pruebas, a la vista del tipo de examen con el que concurren a las mismas los alumnos de Historia de España, en virtud del cual el examen de Historia de la Filosofía se va a modificar en el sentido de que el alumno va a elegir como siempre entre dos opciones, A y B, pero en cada una de ellas no será a realizar un comentario de texto con sus correspondientes cuestiones entre uno de los dos (o tres) textos siguientes, sino que será elegir uno entre los cuatro (o cinco) siguientes. Es decir, el alumno tendrá ante él el doble de textos o fragmentos de los que tenía actualmente, entre los cuales ha de elegir uno para su comentario, con lo que parece obvio que se facilita el examen”.

Así, aunque la redacción es un poco confusa, está claro que para esta convocatoria tendréis que elegir un autor entre los cuatro que se propondrán, a diferencia de otros años, en los que sólo se presentaban dos autores a elegir uno. Se expondrán en dos opciones, A y B, cada una de ellas con cuatro autores, de los que dos serán de los estudiados en este curso. Con un ejemplo lo veréis con mayor claridad:

Opción A:
Platón
Aristóteles
Descartes
Locke
Opción B:
Agustín de Hipona
Tomás de Aquino
Marx
Nietzsche







Como nosotros hemos estudiado a Platón, Descartes, Agustín de Hipona y Nietzsche, tendréis que escoger a uno de ellos en la opción que corresponda.
Obviamente, si se seleccionara un autor del último bloque (Wittgenstein, Sartre y Ortega), el número de autores presentados ascendería a cinco. ¡Ánimo y mucha suerte!

0 comentarios:

Publicar un comentario

En “Angelus Novus” cualquier opinión, sugerencia o comentario serán muy bien acogidos. No serán publicados, sin embargo, los mensajes injuriosos, discriminatorios o con un lenguaje inapropiado.

¡Muchas gracias!

Ir Arriba