viernes, 12 de marzo de 2010

"Fortuna Imperatrix Mundi"


"¡Ahí tenéis a los que tanto anhelabais exterminar! El mismo Marte ¡Oh guerreros! os los trae a las manos. Ahora acuérdese cada cual de su esposa, de su hogar; recordad ahora los grandes hechos, la gloria de nuestros padres; volemos al mar mientras temblando saltan en tierra y estampan en ella sus vacilantes pisadas primeras. La fortuna favorece a los valientes."

Virgilio, La Eneida

La todopoderosa y caprichosa diosa Fortuna era la que dispensaba a los romanos bienes y males, placeres y penas, riqueza y pobreza. Hija de Júpiter, en su templo de Anzio, la estatua de la diosa concedía oráculos y respondía a las preguntas de los solicitantes con un movimiento de cabeza o por gestos. Se la representaba con los ojos vendados y un cuerno de la abundancia en la mano, o bien sobre una rueda o una bola que gira velozmente. Otras veces se la personifica provista de alas y también suele llevar en sus brazos una estatua de Pluto o un timón.

"Fortuna Imperatrix Mundi" es la introducción de la cantata “Carmina burana” (‘Canciones de Beuern’) del compositor alemán Carl Orff (1895-1982) y es otro de los “superventas” de la música clásica. Los textos de esta cantata escénica fueron seleccionados por el compositor, con el subtítulo de “Cantiones profanae” (‘Canciones profanas’), sobre la colección de poemas con el mismo nombre que se encuentran en un manuscrito descubierto en 1803 en el monasterio de Benediktbeuern, en la Alta Baviera. Los podéis leer completos en la traducción de José García Illa, pulsando aquí.

En palabras del traductor, “esta colección constituye la muestra más importante de la poesía profana en latín medieval, y la más representativa de la llamada poesía goliárdica. Los goliardos eran una capa social formada por los clerici vagantes (clérigos errantes de vida libre) y por estudiantes de las diversas escuelas y universidades nacientes, que con su manifestación del gozo por vivir y con su interés por los placeres terrenales, por el amor carnal y por el goce de la naturaleza, y con su crítica satírica a los estamentos sociales y eclesiásticos, nos dan una visión contrapuesta a la que había tradicionalmente sobre la Edad Media como “época oscura”. Los Carmina burana, compuestos en estos ambientes y con este público, son obra, sin embargo, de poetas cultos con una sólida formación clásica, tal como se hace patente en los mismos poemas”.


Os dejo con una versión “a la japonesa” de esta "Fortuna Imperatrix Mundi", interpretada por la Orquesta Filarmónica de Berlín y el coro Shin-yu Kai, bajo la dirección de Seiji Ozawa. Guten Appetit!



O Fortuna
velut luna
statu variabilis,
semper crescis
aut decrescis;
vita detestabilis
nunc obdurat
et tunc curat
ludo mentis aciem,
egestatem,
potestatem
dissolvit ut glaciem.

Sors immanis
et inanis,
rota tu volubilis,
status malus,
vana salus
semper dissolubilis,
obumbrata
et velata
michi quoque niteris;
nunc per ludum
dorsum nudum
fero tui sceleris.

Sors salutis
et virtutis
michi nunc contraria,
est affectus
et defectus
semper in angaria.
Hac in hora
sine mora
corde pulsum tangite;
quod per sortem
sternit fortem,
mecum omnes plangite!
Oh, Fortuna,
Al igual que la luna

Tú cambias constantemente,

Siempre creciendo

Y decreciendo;

Vida detestable

Que ahora oprime
Y luego restablece

La agudeza de la mente;

La miseria,

El poder,

Como la nieve los disuelve.

Destino espantoso

y efímero,

Rueda tu que giras,

Mala situación,

Vana salud

Siempre inestable,

Oscurecida

Y velada

Hacia mí también te diriges;

Ahora la daga desnuda

Cargo por burla

A tu infamia.


De mi salud

Y mi virtud

El destino me es adverso,

Mis deseos

mis carencias

Siempre permanecen atadas.

En esta hora

Sin demora

Entonad las cuerdas,

Ya que el azar

Derrota al fuerte,

¡Llorad todos conmigo!

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Fantástico. Enormemente bien documentada la música.

Felicidades por saber compartir el conocimiento.
Me encanta este blog.

José Ángel Castaño Gracia dijo...

Muchas gracias. Celebro que estas entradas "musicales" tengan tan buena acogida. Normalmente las subo los viernes para empezar a saborear el fin de semana.

Saludos.

Anónimo dijo...

Gracioso saborear un fin de semana. Vamos aprendiendo.

Saludos.

Publicar un comentario

En “Angelus Novus” cualquier opinión, sugerencia o comentario serán muy bien acogidos. No serán publicados, sin embargo, los mensajes injuriosos, discriminatorios o con un lenguaje inapropiado.

¡Muchas gracias!

Ir Arriba