lunes, 7 de diciembre de 2009

Sobre el VIH y el uso del preservativo en África

Manel Fotdevila, De paseo, Público, 7/12/09
“La necesidad de verdad es la más sagrada de todas. Sin embargo, nunca se habla de ella. Cuando se percibe la cantidad y la enormidad de falsedades materiales expuestas sin vergüenza incluso en los libros de los autores más reputados, da miedo leer. Pues se lee como se bebería el agua de un pozo dudoso. (…)

Todo el mundo sabe que cuando el periodismo se confunde con la organización de la mentira constituye un crimen. Pero se considera un delito impunible. ¿Qué impide castigar una actividad cuando ha sido reconocida como criminal? ¿De dónde proviene esa extraña idea de crímenes no punibles? Se trata de una de las deformaciones más monstruosas del espíritu jurídico.”

Simone Weil, Echar raíces

La estulticia que exhiben sin el más mínimo pudor algunos medios de comunicación en nuestro país no tiene límites. En particular, Intereconomía está consiguiendo por méritos propios hacerse con la distinción especial al medio nacional más manipulador y demagógico. ¿Cómo se puede frivolizar con un tema tan serio como el sida?

Y es que está circulando por la Red un vídeo de esa cadena de televisión en el que se advierte de la ineficacia de los preservativos a la hora de frenar los contagios por el VIH en el continente africano. Las razones son de peso: “Si nos atenemos al prospecto de una caja de profilácticos, vemos que da las siguientes instrucciones: mantener en un lugar fresco y seco, algo imposible con el clima del continente. También tener cuidado y no rasgar el producto con las manos. En fin, la manicura de África no destaca. Si a esto sumamos que los ciudadanos del tercer mundo no saben leer, el uso del preservativo puede ser un peligro”. Todo un monumento al rigor científico y periodístico. No sé cuál será el nivel de inteligencia y de formación de los que ven semejante cadena: hay que ser muy ignorante o muy malintencionado para tragarse semejantes patrañas. Y ya se sabe, la ignorancia es el mejor caldo de cultivo para el fanatismo y la sinrazón.

Por si alguien todavía no lo conoce, dejo aquí el reportaje, todo un insulto a la inteligencia y auténtica joya del periodismo basura. Fue emitido el pasado mes de mayo, poco después de que Benedicto XVI dijese que el sida "no se puede resolver con eslóganes publicitarios ni con la distribución de preservativos", y que éstos, "al contrario, sólo aumentan los problemas". "La única vía eficaz para luchar contra la epidemia es la humanización de la sexualidad", añadió, "una renovación espiritual", destinada "a sufrir con los sufrientes". Es decir, abstinencia y oración. Habría que traerles a la memoria a estos guardianes de la moralidad y paladines de la ética periodística el artículo veinte de la Constitución, que reconoce y protege el derecho a “comunicar y recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión”; es decir, recordarles que la libertad de expresión conlleva la obligación moral de decir la verdad.

0 comentarios:

Publicar un comentario

En “Angelus Novus” cualquier opinión, sugerencia o comentario serán muy bien acogidos. No serán publicados, sin embargo, los mensajes injuriosos, discriminatorios o con un lenguaje inapropiado.

¡Muchas gracias!

Ir Arriba