jueves, 1 de octubre de 2009

La utilidad de la filosofía


"Cuando alguien pregunta para qué sirve la filosofía, la respuesta debe ser agresiva ya que la pregunta se tiene por irónica y mordaz. La filosofía no sirve al Estado, ni a la Iglesia, que tienen otras preocupaciones. No sirve a ningún poder establecido. La filosofía sirve para entristecer. Una filosofía que no entristece o no contraría a nadie no es una filosofía.

Sirve para detestar la estupidez, hace de la estupidez una cosa vergonzosa. Sólo tiene un uso: denunciar la bajeza en todas sus formas. ¿Existe alguna disciplina, fuera de la filosofía, que se proponga la crítica de todas las mixtificaciones, sea cual sea su origen y su fin? Denunciar todas las ficciones sin las que las fuerzas reactivas no podrían prevalecer. Denunciar en la mixtificación esta mezcla de bajeza y estupidez que forma también la asombrosa complicidad de las víctimas y de los autores. En fin, hacer del pensamiento algo agresivo, activo, afirmativo. Hacer hombres libres, es decir, hombres que no confunden los fines de la cultura con el provecho del Estado, la moral y la religión. Combatir el resentimiento, la mala conciencia, que ocupan el lugar del pensamiento. Vencer lo negativo y sus falsos prestigios. ¿Quién, a excepción de la filosofía, se interesa por todo eso?


La filosofía como crítica nos dice lo más positivo de sí misma: empresa de desmitificación. Y, a este respecto, que nadie se atreva a proclamar el fracaso de la filosofía. Por muy grandes que sean, la estupidez y la bajeza serían aún mayores si no subsistiera un poco de filosofía que, en cada época, les impide ir todo lo lejos que quisieran... Pero, ¿quién a excepción de la filosofía se lo prohíbe?"

DELEUZE: Niezsche y la filosofía

Como rectificar es de sabios os dejo unos apuntes sobre el tema que estamos viendo y que se os está resistiendo más de lo que sería deseable. Espero que aporten más claridad al tema que nos ocupa y que seáis capaces de superar el rechazo que todavía os provoca la asignatura. Abajo tenéis también un texto extraído del libro Las preguntas de la vida de Fernando Savater, que es un gran divulgador de la filosofía y muy buen escritor. Recordad: ¡No queméis aún al profesor de filosofía!
Para consultar el libro, pinchad sobre la imagen:

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hay algún modo de descargarlo o de que puedas enviarnoslo para descargarlo e imprimirlo?


Dn.

José Ángel Castaño Gracia dijo...

Tienes que pulsar en el título o abajo donde está mi nombre. Así accederás a "slideshare" que es donde están todas las presentaciones y estos documentos. Te pedirá un nombre de usuario y una contraseña para descargar lo que quieras. Ábrete una cuenta y podrás disponer de todos los documentos que "slideshare" alberga. Podrás incluso subir cosas tuyas. De todas formas mañana lo explicaré en clase.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Prueba superada, al fin lo tengo todo.

Gracias por explicarlo y por el trabajazo que lleva.

Dn.

José Ángel Castaño Gracia dijo...

Gracias a ti por tu interés. Ya me comentarás si el tema te resulta así más fácil.

Publicar un comentario

En “Angelus Novus” cualquier opinión, sugerencia o comentario serán muy bien acogidos. No serán publicados, sin embargo, los mensajes injuriosos, discriminatorios o con un lenguaje inapropiado.

¡Muchas gracias!

Ir Arriba