sábado, 29 de agosto de 2009

Filosofía en caricatura


“En la mayoría de los hombres el intelecto es una máquina pesada, sombría, chirriante, que cuesta poner en marcha: cuando quieren trabajar y pensar bien con esta máquina, lo llaman ‘tomar en serio el asunto’ -¡Oh, cuán fastidioso tiene que serles el pensar bien! Tal como parece, la amada bestia hombre pierde el buen humor cada vez que piensa bien: ¡se pone ‘serio’! Y donde hay risa y alegría el pensamiento no vale nada’ -así suena el prejuicio de esta bestia seria en contra de toda ‘ciencia jovial’. -¡Pues bien! ¡Mostremos que es un prejuicio!”

Friedrich Nietzsche. La gaya ciencia

Como ya hemos visto otras veces, la risa siempre ha formado parte de las preocupaciones de los filósofos. Fue también Nietzsche, quien en “Así habló Zaratustra” aseguraba que “el hombre sufre tan terriblemente en el mundo que se ha visto obligado a inventar la risa“. Sin necesidad de ponernos tan melodramáticos, ahora que se acaban las vacaciones nos toca sufrir un poco ante el nuevo curso que se avecina. Por eso lo mejor es tomárselo con humor. Como gesto de buena predisposición os muestro un “clásico” del humor en filosofía, tomado de Filotic. Se trata de una antigua frase-juego inglesa, que supuestamente se añade a una conversación “sesuda”, entre personas que discuten sobre filosofía, moral, política, religión o cualquier tema “serio”, para cortarla de raíz. “¿Por qué el pollo cruzó el camino?”, espeta alguien, aburrido ya de escuchar argumentos tan profundos. Lo malo es que en una conversación de filósofos, esa frase no los callará; más bien al contrario. Esto es lo que dirían algunos de ellos:

  • Platón: Para el mayor Bien
  • Karl Marx: Era una inevitabilidad histórica.
  • Jacques Derrida: Diferentes discursos se podrían afirmar y se podrían descubrir del acto del pollo que cruza el camino, y cada interpretación es igualmente válida pues el intento autorial no se puede discernir, porque el estructuralismo está muerto
  • Timothy Leary: Porque ese es el único tipo de viaje que el establishment le permitiría tomar.
  • Nietzsche: Porque el camino es el puente para llegar a ser “Super Pollo”
  • Carl Jung: La confluencia de acontecimientos en la gestalt cultural ha hecho necesario que los caminos de los pollos individuales se crucen en esta juntura histórica, y por lo tanto se hayan sincronizado en el ser.
  • Jean-Paul Sartre: Para actuar en la buena fe y ser consecuente consigo mismo, el pollo encontró necesario cruzar el camino.
  • Albert Camus: Porque es absurdo.
  • Descartes: Porque si cruza el camino ergo existe.
  • Ludwig Wittgenstein: La posibilidad de "travesía" fue codificada en los objetos "pollo" y "camino", y las circunstancias permitieron la actualización de esta ocurrencia potencial.
  • Albert Einstein: Si el pollo cruzó el camino o el camino cruzó al pollo depende de su marco de la referencia.
  • Aristóteles: Para actualizar su potencial.
  • Epicuro: Por el placer de cruzarlo.
  • David Hume: Por la fuerza de la costumbre y del hábito
  • Pirrón el escéptico: ¿Qué camino?
  • Zenón de Elea: Al intentar probarlo podría nunca alcanzar el otro lado.
  • Heráclito: Porque necesita moverse.
  • Parménides: Es un pollo único y no puede moverse, él cubre todo el camino.
  • Immanuel Kant: Porque la razón le indica que ese es el fin último de su voluntad.

Os dejo también un ejercicio hecho con una aplicación que he descubierto recientemente, PhotoPeach, y que presenta muchas posibilidades. Espero que os guste.


Filosofía en caricatura on PhotoPeach




Más filosofía en caricatura

7 comentarios:

Ar Lor dijo...

“¿Por qué el pollo cruzó el camino?”
Añadamos la respuesta de William James:"Preguntemosle al pollo".
Muy buena entrada.
Un saludo José Ángel.

José Ángel Castaño Gracia dijo...

Gracias, Ar Lor. Sigamos con el juego. ¿Qué diría Agustín de Hipona?: "Después de mi depravada vida en el corral, mejor que ponga tierra de por medio. Eso sí: "iluminado" en todo momento por el Creador, el que me muestra el verdadero "camino"".

Saludos.

Ar Lor dijo...

Supongo que lo de "mi depravada vida en el corral", hace referencia a la "fama" de las gallinas y creo que San Agustín hubiera estado a gustín como pollo, en su juventud.
Un saludo

José Ángel Castaño Gracia dijo...

Parece ser que era muy conocido en los burdeles de la antigua Numidia, donde, efecivamente, se ponía a gustín. Pero su pobre madre, otra santa (aunque un poco alcohólica y modelo para el feminismo: santa Mónica), se hartó y lo facturó a Roma. De ahí a Milán y de ahí a los altares de la Igesia. Este pollo si que tenía claro que había que cruzar el camino. Por otro lado, sus "Confesiones" son impagables.

Un saludo.

bLuEs dijo...

Aunque pueda parecer lo contrario el humor es algo muy serio, precisamente por eso es tan importante.

Había visto listas de este tipo pero no justamente esta. Está muy simpática.

Saludos.

Publicar un comentario en la entrada

En “Angelus Novus” cualquier opinión, sugerencia o comentario serán muy bien acogidos. No serán publicados, sin embargo, los mensajes injuriosos, discriminatorios o con un lenguaje inapropiado.

¡Muchas gracias!

Ir Arriba