viernes, 12 de junio de 2009

Rigoletto y Berlusconi: de bufones y reyes


¡Somos iguales!
Yo con la lengua y él con el puñal;
¡Yo soy el hombre que ríe,
él, el que mata!
¡Aquel viejo me maldijo!
¡Oh hombres!... ¡Oh, naturaleza!...
¡Me habéis hecho un vil malvado!...
¡Que rabia, ser deforme!...
¡qué rabia ser bufón!...
¡No deber, no poder hacer otra cosa
mas que reír!
Me está prohibido el patrimonio
de cualquier hombre... ¡el llanto!
Y mi amo joven y alegre,
tan poderoso, adormilándose me dice:
¡bufón hazme reír!...
Y debo esforzarme y conseguirlo.
¡Qué condena!
¡Os odio, cortesanos repugnantes!
¡Que alegría me da el zaheriros!
Si soy perverso, es por vuestra culpa.
¡Pero aquí soy otro hombre!
¿por qué este pensamiento me turba?
¿me sucederá alguna desgracia?
No, ¡es una locura!

Verdi, Rigoletto

Esta mañana, los alumnos de primero de bachillerato me han preguntado sobre Berlusconi y hemos terminado hablando sobre la calaña de nuestros políticos actuales. Es increíble que hasta adolescentes de dieciséis años que, prácticamente, ignoran todo lo relacionado con la política, sientan a quien gobierna Italia como a un personaje absolutamente grotesco. Hace ya algún tiempo que el filósofo Rafael Argullol, en un memorable artículo, nos ofreció una descripción de tan demagogo y populista personaje, que ha situado la “cosa pública” en los niveles de mediocridad y vulgaridad más elevados que se recuerden. Del artículo de Argullol se podía extraer lo siguiente:

“Berlusconi habría tenido la habilidad de apoderarse de dos papeles contrapuestos del escenario para erigirse en rey-bufón. Esta síntesis le daría una ventaja de grandes proporciones pues asumiría las funciones de las dos figuras, el poder del rey y el contrapoder del bufón. Basta recordar las obras de Shakespeare o las pinturas de Velázquez para rememorar en qué consistía dicho contrapoder y cómo la bufonada canalizaba y redondeaba el absolutismo real. El bufón necesitaba del rey para difundir su visión grotesca -y popular- del mundo; el rey requería del bufón una ironía brutal que hiciera soportable su arbitrariedad.

La jugada maestra de Berlusconi ha sido usurpar muchos papeles y presentarlos superpuestos ante sus adversarios. De un lado, el rey absoluto que se apodera de la mayoría de los resortes del poder; de otro lado, el bufón que distorsiona grotescamente el paisaje, aunque no para proclamar la verdad -como harían los bufones medievales o barrocos-, sino para reforzar la mentira.

En cuanto rey, Berlusconi es el hombre más rico de Italia y el propietario casi monopolístico de los medios de comunicación. En cuanto bufón, es el encargado de ironizar sobre su propio poderío mediante la continua manipulación del lenguaje.


Creo que lo catastrófico para la sociedad italiana ha sido dejar que se cerrara el círculo permitiendo que Berlusconi dispusiera del poder y del contrapoder. Eso hace que muchos perciban la situación política como una enfermedad espiritual y moral. “

Como muestra de las "glorias" que idea su indigente mente, se puede consultar una pequeña antología pinchando aquí. Pero lo peor de todo es que esta “enfermedad” no es exclusivamente italiana y se está propagando con más rapidez que la gripe A (N1H1), pero con mucha más peligrosidad. Como homenaje a éste y a los otros muchos bufones que pueblan la “res publica” y siguiendo con la idea de publicar todos los viernes algún post relacionado con la música, os presento una grabación histórica del famoso “Cortigiani, vil razza dannata”, del Rigoletto de Verdi, interpretado por el gran Tito Gobbi, la triste historia de otro bufón que, ciertamente, acabó muy mal. Os muestro también algunos vídeos que nos muestran a otra Italia que nada tiene que ver con la casposa y decadente que representan Berlusconi y sus votantes. En particular, me encanta esa escena de “La pantera rosa” en Cortina d'Ampezzo que en poco se asemeja a las cutre-fiestas que Il Cavaliere ofrece a sus cutre-invitados en Villa Certosa, más propias de un Paco “el Pocero”, que de un gobernante democrático. ¡Buon appetito!





1 comentarios:

declemente dijo...

http://www.flickr.com/photos/ziopilo/3510121836/
Por gentileza de Massimo Pallota.

Publicar un comentario

En “Angelus Novus” cualquier opinión, sugerencia o comentario serán muy bien acogidos. No serán publicados, sin embargo, los mensajes injuriosos, discriminatorios o con un lenguaje inapropiado.

¡Muchas gracias!

Ir Arriba