domingo, 26 de abril de 2009

El libro rojo del cole


APRENDER
“…Si el profesor se niega a escucharos, id a ver al director o escribid al inspector. Tenéis derecho -no lo olvidéis- a recibir una enseñanza interesante y eficaz. Y sois los primeros en saber si la enseñanza que recibís es mala: o os aburrís hasta el punto de dormiros o alborotáis.”

LAS CLASES
“Si te aburres durante la clase y no llegas a convencer a tu profesor de la necesidad de cambiar de método, queda siempre la posibilidad de huir, de estar ausente, como dicen los profesores. Hay numerosos maneras de huir, y tú las conoces: enviar mensajes de una mesa a otra, hacer dibujos en la tapa del libro, jugar con la regla y la goma, hacer aviones de papel debajo de la mesa, pensar en lo que harás al salir de clase, leer discretamente tebeos, novelas policíacas o revistas un poco verdes.”
El libro rojo del cole

Leo en algún sitio, de esos que abundan en la Red y que se dedican a despotricar contra todo lo que huela a progresismo, que la ministra "Bibiana Aído es un ejemplo de producto plenamente Logse". Y es que “la Logse es la venganza de la progresía contra el franquismo. Les permite matar al padre después de enterrado.” En otro lugar, que no merece la pena ni citar, se dice que la LOE es el libro rojo del cole de Zapatero. No es que haya que deshacerse en ditirambos en honor a nuestro sistema educativo, más bien todo lo contrario; pero cuando un “historietógrafo” como Pío Moa espeta que “lo que nunca quemaría esta gente, amiga de la "memoria", de Garzón y de los chekistas, y enemiga de la historia, son obras maestras como El libro rojo del cole, al que tanta promoción dio doña Cristina, dedicado a "desdramatizar" entre los niños el puterío, la droga, la corrupción de menores y esas cosas que tanto molestan a los retrógrados.” (Quema de libros: no empezaron los nazis, 21 de Noviembre de 2008), es que algo tiene de positivo.

Según la Wikipedia, “El Libro rojo del cole fue una monografía originalmente publicada en Dinamarca y posteriormente traducida al español y publicada en España clandestinamente durante la Transición por la editorial Nuestra cultura, con edición literaria de Lluís Cabrera, dentro de la colección Mano y cerebro. Desde un enfoque marxista en el libro se criticaba el sistema educativo vigente ofreciendo soluciones para los alumnos que tenían que sufrirlo. De este modo se daban indicaciones de cómo quejarse de un profesor, cómo organizar una protesta. También se informaba a los adolescentes sobre los riesgos del consumo de drogas, dejando como una simple opción personal el tomarlas. Por último se abordaban sin tapujos temas como la sexualidad juvenil. En su tiempo fue un libro muy polémico.” Y estas fueron algunas de las reacciones de la época:

  • Redactado intencionalmente para minar los principios de la democracia y el respeto por las instituciones sociales: familia, escuela (Federación de Padres de Familia)
  • Es un conjunto de proposiciones antisociales, inmorales, falaces, antidemocráticas, contrarias a la dignidad humana, seudocientíficas y, quizá, delictivas en no pocos casos (Editorial de ABC)
  • Absolutamente intolerable y atentatorio contra las más elementales normas de la convivencia cívica (Ricardo de la Cierva, Ministro de Cultura de UCD en 1980)
Esta furia desatada provocó que se secuestrara el libro y, por tanto, que fuera retirado de librerías y colegios. Los amantes de la libertad quedaron, pues, resarcidos. Aún hoy encontramos paladines de la democracia y la libertad que recuerdan esa gran infamia, origen de todos los males de la educación. No me resisto a reproducir el extracto de un artículo aparecido en El Semanal Digital, ya desaparecido de la Red, que encontré en el blog Malestar General: “En su momento la LOGSE fue un gigantesco experimento de ingeniería social, de manipulación ideológica de la sociedad a partir del control de la educación. Ahora bien, la izquierda no engañó a nadie, porque advirtió expresamente de sus metas e instrumentos desde que empezó la Transición. Desde El libro rojo del cole de 1979 la izquierda definió su objetivo: un hombre nuevo, forjado a su imagen y semejanza a partir del control monolítico de la escuela pública, de la domesticación de la escuela privada y de la imposición de sus dogmas pedagógicos. Ya lo hemos visto. Menos conocido es que el libro publicado por la editorial Nuestra Cultura en 1979, impulsado por Alfonso Guerra, distribuido por Cristina Almeida, tibiamente censurado por la UCD, fue también repartido por Egin, que sufrió un secuestro por esta causa en abril de 1980. Así que, digan lo que digan los chicos de Zapatero, toda la izquierda, de ETA al PSOE, tiene una antropología común y defiende un mismo modelo pedagógico.”

En fin, si estos son los que tienen la llave de una educación de calidad: virgencita que me quede como estoy. Aquí tenéis algunos enlaces de interés:




El Libro Rojo Del Cole

0 comentarios:

Publicar un comentario

En “Angelus Novus” cualquier opinión, sugerencia o comentario serán muy bien acogidos. No serán publicados, sin embargo, los mensajes injuriosos, discriminatorios o con un lenguaje inapropiado.

¡Muchas gracias!

Ir Arriba