viernes, 3 de abril de 2009

El Estado y sus principales formas


“La ciudad [el Estado] no consiste en la comunidad de domicilio, ni en la garantía de los derechos individuales, ni en las relaciones mercantiles y de intercambio. Estas condiciones preliminares son muy indispensables para que la ciudad exista; pero, aun suponiéndolas reunidas, la ciudad no existe todavía. La ciudad es la asociación para el bienestar y la virtud, para bien de las familias y de las diversas clases de habitantes, para alcanzar una existencia completa que se basta a sí misma. [...] Y así, la asociación política tiene ciertamente por fin la virtud y la felicidad de los individuos, y no sólo la vida común” (Aristóteles, Política, III, 5)
La convivencia política requiere del reconocimiento de la autoridad y el poder político, no como amenaza sino como un elemento necesario para exigir el cumplimiento de las leyes. Aquí tenéis dos presentaciones sobre el concepto de Estado y sus diversas manifestaciones. Felices vacaciones.

4 comentarios:

MARA dijo...

Las teorías socioeconómicas, sean de la tendencia que sea, para explicar la sociedad o las políticas del estado, parten siempre de idealizaciones.
Se ha conceptualizado el estado al extremo de convertirlo en un saco de ideas sin tomar en cuenta su cristalización a la realidad, lo cual hasta ahora ha producido distorsiones y hasta aberraciones en el desempeño y funcionamiento del mismo. Expresado de otra forma, se ha intentado modelar al estado para que llegue a ser lo que uno desea, como si fuese una masilla moldeable. Todo es cuestión de tiempo y la degeneración de los estados es inexorable. Las pasiones acompañan muchas veces a las idealizaciones.
Unos estados tarden mas y otros menos pero el proceso de descomposición es inevitable. Esta ocurrencia se produce por ciclos.
En los hechos, en la realidad, en el acontecer de lo físico de la vida, ¿Qué es el estado?; el estado no es más que una actividad llevada a cabo por seres humanos.
Esto significa que si alguien plantea una propuesta de teoría social o socioeconómica para ser aplicada al funcionamiento de la sociedad, entonces, esa teoría deberá forzosamente moldear a los seres humanos que integran al estado para acoplarlos a dicha teoría. Siempre se ha creído que las leyes son los instrumentos para moldear la parte humana del estado a la teoría social, pero el registro histórico demuestra invariablemente que no es así; de ahí que el proceso degenerativo sea inevitable y cualquier teoría socioeconómica termina en la práctica por degenerar. Defino aquí por degeneración (el termino no implica tendencia a lo malo) el alejamiento del estado respecto sus lineamientos primigenios; este solo hecho modela al estado como un ente psicológico muy complejo y dinámico en el tiempo, por mas esfuerzos que se hagan mediante las leyes para hacerlo un ente permanente.

José Ángel Castaño Gracia dijo...

Amiga Mara: muchas gracias por tu visita y por tu interesantísimo comentario. Básicamente estoy de acuerdo contigo, pero ten en cuenta que esto es un blog educativo y mi intención con esta presentación es exponer de forma didáctica las diferentes formas que "se ha dado" el Estado a lo largo de la historia.

Las configuraciones de los Estados vienen y van; pero, precisamente porque tienen una estructura cíclica, el Estado (esa "jaula de hierro" que decía Max Weber) perdura. Después de un proceso degenerativo viene otro regenerativo. Por otro lado, siempre he pensado que sólo desde un marco teórico se pueden interpretar los hechos.

Saludos cordiales.

José Ángel Castaño Gracia dijo...

To Jennifer:
I am very glad you like the blog. Thanks for your visit.
Best regards.

Publicar un comentario

En “Angelus Novus” cualquier opinión, sugerencia o comentario serán muy bien acogidos. No serán publicados, sin embargo, los mensajes injuriosos, discriminatorios o con un lenguaje inapropiado.

¡Muchas gracias!

Ir Arriba