domingo, 29 de marzo de 2009

La ley moral en "Solo ante el peligro", de Fred Zinnemann


“Dos cosas llenan el ánimo de admiración y respeto, siempre nuevos y crecientes cuanto más reiterada y persistentemente se ocupa de ellas la reflexión: el cielo estrellado que está sobre mí y la ley moral que hay en mí.”

Inmanuel Kant, Crítica de la razón práctica
Dirigida por Fred Zinnemann, Sólo ante el peligro nos describe una situación narrada en tiempo real que nos va contagiando de la agonía del protagonista; planteándose hasta su clímax más que como un western como un film de suspense, en un puro estilo hitchcockiano.

Y es que Zinnemann se nos muestra como un maestro en el arte de manejar el tiempo en la narración. La precisión narrativa consigue que nos quedemos inmóviles ante un escenario marcado por el miedo y la muerte, que marca con agudeza la soledad de su personaje central, y que los permanentes planos del reloj nos incremente el sudor que compartimos junto al protagonista. En efecto, la sensación claustrofóbica, asfixiante y agónica que se desprende de ese marco silencioso, polvoriento y desolado, culmina con una desgarrada lucha interior entre el cumplimiento del deber y el instinto de conservación.


El protagonista se debate en un conflicto moral que Gary Cooper sabe demostrar con simples gestos (miradas dudosas, limpiándose el sudor provocado por el calor asfixiante,...). Los espectadores asistimos, con enorme tensión, a cada conversación, a cada intento de reclutar ayuda, mientras las manecillas del reloj nos van mostrando constantemente el tiempo restante hasta que el aciago tren llegue.

El kantiano sentido del deber, el tratar de imponer la ley y el orden en una comunidad de pusilánimes, en una comunidad paralizada por el miedo que ha perdido su sentido moral y capacidad de acción, muestra la tarea del héroe: afrontar con convicción y con valor las situaciones morales críticas.

Veintinueve años más tarde, Peter Hyams escribió y dirigió un remake en clave espacial de esta gran película, y el resultado fue una de las mejores películas de ciencia-ficción estrenadas en la década de los 80: Atmósfera cero.
FICHA TÉCNICA
Título: SOLO ANTE EL PELIGRO
Título Original: HIGH NOON
Año de producción: 1952
País: Estados Unidos
Duración: 81 min.
Clasificación: Todos los públicos
Director: Fred Zinnemann
Artistas: Gary Cooper, Thomas Mitchell, Lloyd Bridges, Katy Jurado, Grace Kelly, Otto Kruger, Lon Chaney Jr., Harry Morgan, Ian MacDonald, Eve McVeagh, Morgan Farley, Harry Shannon, Lee Van Cleef, Robert J. Wilke, Sheb Wooley
Producida por: Carl Foreman, Stanley Kramer
Escrita por: John W. Cunningham, Carl Foreman
Música: Dimitri Tiomkin
Fotografía: Floyd Crosby

SINOPSIS
El Sheriff Will Kane acaba de contraer matrimonio con Amy y prepara su marcha de Hadleyville, donde ha defendido la ley y el orden durante varios años. En ese momento recibe la noticia de que tres pistoleros esperan en la estación de tren de Frank Miller, un forajido que Kane ayudó a capturar hace años.

La ley ya no le obliga a intervenir, pero su sustituto aún no ha llegado y su conciencia le impulsa a hacerles frente. Consciente de la peligrosa amenaza que se presenta ante él, busca aliados en el pueblo, pero nadie acudirá en su ayuda. Hasta su mujer, que intenta persuadirle para que huya, terminará por abandonarle. El tiempo apremia y las posible soluciones se desvanecen. A la hora de la verdad, se encontrará completamente solo ante el peligro.

Problemas filosóficos:

A través de esta película puede tratarse el tema de los distintos comportamien­tos morales, utilizando el planteamiento kantiano sobre el imperativo categórico y su distinción entre éticas materiales y formales. Otros conceptos que se pueden trabajar al hilo de la película son los de buena voluntad, deber y autonomía de la voluntad

Guión de comentario:

1. Haz un breve resumen del argumento de la película.

2. Describe a los protagonistas masculino (el sheriff, encarnado por Gary Cooper) y femenino (la esposa, que interpreta Grace Kelly), tratando de definir su personali­dad, carácter, rasgos más sobresalientes...

3. Describe a algunos personajes secundarios (la chica del saloon, el alcalde, el juez, el anterior sheriff...), tratando de identificar sus posturas morales a través de su con­ducta.

4. El sheriff asume un deber que va más allá del cumplimiento de las leyes civiles (él ya ha dejado de ser sheriffl y de las convenciones sociales (todos le aconsejan que se vaya, acaba de casarse, su esposa se lo pide también...); por supuesto, su deci­sión está más allá de lo conveniente, lo útil, lo beneficioso. ¿Por qué lo hace? ¿Qué habrías hecho en su lugar? ¿Por qué?

5. Intenta juzgar la actitud del protagonista desde la moral kantiana. ¿Qué hubiera dicho Kant acerca de esta conducta? ¿Por qué?

6. ¿Qué es el imperativo categórico? ¿Basta con atenerse a él para estar actuando correctamente desde el punto de vista de Kant? ¿Qué más hace falta? ¿Se ajusta a esta exigencia la conducta del sheriff?

7. Los habitantes del pueblo, que tanto le debían, lo dejan solo ante el peligro: ¿por qué? ¿Actúan correctamente, según Kant?



0 comentarios:

Publicar un comentario

En “Angelus Novus” cualquier opinión, sugerencia o comentario serán muy bien acogidos. No serán publicados, sin embargo, los mensajes injuriosos, discriminatorios o con un lenguaje inapropiado.

¡Muchas gracias!

Ir Arriba