viernes, 20 de febrero de 2009

El nombre de la rosa


El nombre de la rosa,
de Jean Jacques Annaud

Una de las novelas más interesantes de finales del siglo XX es El nombre de la rosa. Su autor es Umberto Eco (natural de Alessandria, Piamonte, 1932), uno de los más brillantes investigadores de la teoría de la comunicación. Sus conocimientos de la historia del pensamiento medieval y de la filosofía del lenguaje aparecen en esta obra maestra que más tarde sería llevada al cine. Después de esta novela publicó otras con desigual éxito, como El péndulo de Foucault (1996) y Baudolino (2001). Otras obras importantes de este profesor italiano son: Apocalípticos e integrados, Obra abierta, La estructura ausente, etc.


FICHA TÉCNICA
Director: Jean Jacques Annaud.
Año: 1986.
Intérpretes: Sean Connery, Christian Slater.
Guión: G. Bach, A. Godard, H. Franklin, A. Birkin.
Duración: 132 minutos.

ARGUMENTO

 
Año 1327. Guillermo de Baskerville, fraile franciscano, y su ayudante Adso llegan a una abadía benedictina en el norte de Italia. Acuden a un encuentro entre franciscanos espirituales, defensores de la pobreza de Cristo, y los delegados del Papa, que consideran herética dicha doctrina. La acción transcurre en los mismos años en que Ockham acompañó a Michele da Casena a comparecer ante la corte papal de Aviñón para responder de la acusación de mantener posturas próximas a los dulcinistas, que defendían la pobreza absoluta de la Iglesia. Poco antes de la llegada de los dos frailes a la abadía, se ha producido una muerte misteriosa, que será la primera de otras muchas. El abad, temeroso de que la Inquisición tome cartas en el asunto, encarga a Guillermo, famoso por sus dotes de investigador, el esclarecimiento de las muertes. En su investigación, Guillermo despliega sus dotes de estudioso de la naturaleza, reacio a aceptar la autoridad en las cuestiones científicas, y próximo a un perfecto representante de la vía moderna. Poco a poco, el misterio de las muertes se va relacionando con la imponente biblioteca del monasterio (símbolo del conocimiento) y con el acceso a los libros prohibidos (poder).

Problemas filosóficos

  • Recreación del ambiente de una abadía en los tiempos de Ockham.
  • Reparar en la manera dual en la que son caracterizados físicamente loa personajes: Fray Guillermo, Adso, la muchacha, el Abad, alguno de los frailes muertos, muestran una apariencia realista; en cambio, otros muchos personajes están retratados como si fueran caricaturas. Eso recuerda el carácter esquemático de muchas representaciones pictóricas medievales, en las que el bien se representaba bellamente (armonía, orden, proporción de la composición) y el mal se equiparaba a la fealdad.
  • Dulcino, que fue ajusticiado en el año 1307, había formado un movimiento con muchos seguidores en el norte de Italia. El dulcinismo defendía la pobreza absoluta de la Iglesia (en la película se dice que mataban a obispos y sacerdotes para dar sus riquezas a los pobres) y una fraternidad ideal de los cristianos unidos por la experiencia de una comunicación privilegiada con el Espíritu Santo y por una total libertad frente a las autoridades eclesiásticas.
  • Al hablar de los universales, se hablaba del género y la especie, que eran dos de los cinco predicables (en la lógica aristotélica eran las cinco maneras en que puede predicarse o afirmarse algo de un sujeto). Los otros tres predicables eran la diferencia específica, lo propio y el accidente. Lo propio es algo que se afirma necesariamente de los individuos de una misma especie, pero que no es esencial. Como ejemplo de un propio se ponía la capacidad de reír del hombre: entendiendo que aunque no se puede definir al hombre como el animal que ríe, sin embargo es el único animal capaz de hacerlo. En la película, la risa juega un papel fundamental.
  • Los libros no son hoy un bien preciado. Sin embargo, en la Edad Media eran algo equiparable a un tesoro, con la diferencia de que la posesión de un tesoro podría convertir a uno en un avaro, mientras que el verdadero tesoro del libro no estaba en su valor material, sino en ser portador de sabiduría. Se nota que Guillermo ama los libros por ser depositarios de los frutos del espíritu y no por su valor material. El libro clave es la Poética de Aristóteles.
  • Guillermo (maestro) representa una actitud abierta ante el saber y la capacidad racional del hombre (Adso, al final de la película, espera que Dios haya perdonado a su maestro de "las vanidades del orgullo intelectual"). Este era el talante de muchos hombres de ciencia de la Edad Media, que debían luchar contra los recelos que provocaba el libre pensamiento.
  • En una actitud de intolerancia encontramos al monje ciego (Jorge), que dice: «Nuestra misión no es investigar, sino preservar el saber. Se entiende que se trata de preservar una verdad que nos ha sido dada y acerca de la cual no hay ya nada que investigar: lo sabemos todo. Sin dudas. Se prohíbe leer, precisamente, porque la lectura lleva a dudar de la infalibilidad. La duda es enemiga de la fe. Obsérvese la relación entre luz, vista y conocimiento, frente a oscuridad, ceguera e intolerancia.
  • Jorge representa la intolerancia y el fanatismo. No solo es enemigo de la lectura porque incita a la duda, sino de la risa y la sensibilidad natural. Con la biblioteca en llamas dice: «La risa mata el miedo, y sin el miedo no puede haber fe, porque sin miedo al diablo ya no hay necesidad de Dios».
  • En la película aparece claramente el recelo hacia la filosofía aristotélica que se había producido en las escuelas y universidades a partir del siglo XIII. La condena del averroísmo de 1277 había puesto de manifiesto que el aristotelismo era peligroso para la fe: ofrecía un sistema coherente de verdades, sin necesidad de recurrir a la revelación. Verdades que, por otro lado, contradecían a la fe. No es de extrañar que el libro que desencadena las muertes sea de Aristóteles.

Guión de comentario


  1. Expón el planteamiento y desarrollo de la película que has contemplado y trata de fijar cuál es el tema que se presenta en él y cómo se ha realizado.
  2. Identifica las diferentes órdenes religiosas que aparecen en la película.
  3. ¿Es casual que Guillermo sea franciscano e inglés? Justifica tu respuesta.
  4. ¿Por qué la risa no puede ser objeto de filosofía, según Jorge de Burgos? Justifica tu respuesta.
  5. Explica la posición de Ockham ante el problema de las relaciones fe-razón
  6. Explica la naturaleza de los conceptos universales, según Ockham. ¿Cómo aparece tratado el problema de los universales en otros pensadores medievales?
  7. Expón las críticas de Ockham a la teoría del conocimiento tomasiana.
  8. En la Edad Media se valoraban especialmente los libros. ¿Qué valoras tú de nuestra época? ¿Por qué?
  9. En el texto, Guillermo nos previene contra los profetas y los que están dispuestos a morir por la verdad. Es una advertencia sobre el fanatismo. ¿Nos afecta todavía o ya estamos vacunados contra todo fanatismo?
  10. ¿Qué significa la expresión "la insana pasión por la verdad"? ¿Qué relación hay entre la pasión y la verdad? ¿Se puede ser apasionado y tolerante a la vez?
  11. ¿En qué se relacionan el conocimiento, la lectura y la luz? ¿Y la luz y la verdad?
  12. Realiza una disertación o ensayo sobre "El poder subversivo de la lectura", o "La peligrosa costumbre de leer" y relaciónalo con el nominalismo de Ockham.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Hace pocos días decidí ver la película, y por suerte no me defraudo. Me parece una película muy interesante,con muchos temas a tratar, pero lo que mas me chocó es la actitud de la Iglesia. Parece mentira que una religión que predique a favor de la pobreza y la humildad, se llene de lujos y privilegios. y qué decir de la Santa Inquisición, una institución que castiga y mata a aquellos que se oponen a sus normas, alegando que están poseidos por el diablo, que son herejes o simplemente unos pecadores. Ahora es cuando me pregunto, ¿ esto es lo que realmente quiere Dios? ¿ no hay que amar al projimo como a ti mismo?...quién es la Iglesia para tomar la "justicia" por su mano. Es verdad que la Iglesia hoy en día no es lo que era,que ha cambiado, pero también me doy cuenta de que esta sigue estando muy anticuada. He de reconocer que soy cristiano, y por tanto creo en Dios, pero cada día que pasa parece que aborrezco mas a la Iglesia, ya que siempre me surgen las mismas preguntas, ¿es la Iglesia un "negocio"?¿ vivimos todos los cristianos engañados? ¿ es esto lo que realmente quiere Dios?... y cada día estoy mas seguro de que sí es un negocio y que nos están engañando.En definitiva, la Iglesia debe de cambiar y adaptarse a los tiempos que corren, dejando a un lado la avaricia y la riqueza.
Un saludo, Jesús Alarcón Samper.

José Ángel Castaño Gracia dijo...

Hola, Jesús. Me alegro de que te haya gustado la película. Desde luego, una cosa es ser cristiano y otra muy distinta aceptar los excesos que la Iglesia ha cometido a lo largo de su historia. Especialmente triste ha sido el empeño que siempre ha tenido en perseguir todo aquello que fuera en contra de sus dogmas. Lo hizo, en un principio, con la propia filosofía de Aristóteles -que tan bien se muestra en la película- y, en general, estableciendo instituciones como la actual "Congregación para la Doctrina de la Fe", heredera de la antigua Inquisición, cuya función no es otra que impedir el libre flujo de ideas y de creencias, desde una pretendida superioridad moral.

Me acabo de dar cuenta de que el vídeo ya no está disponible en Youtube. Voy a intentar subirlo desde Vimeo.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Tras el visionado de esta película, se me quedó como un sentimiento de vacío y de tristeza en el interior. No sólo por el trato, las depravaciones, engaños y demás negocios sucios que se traía la Iglesia en aquella época, como también se ha mencionado antes, sino más por la indiferencia de las personas que realmente podían cambiar algo. Los campesinos quedaban exentos, debido a su difícil acceso al conocimiento, pero personas como los mismos clérigos y monjes deberían adoptar las posturas que tanto predican y no regirse tanto por el dinero y la abundancia.
La avaricia y la arrogancia son los principales vicios de los poderosos. Y los poderosos, como se ve en la película, son los más injustos.
He sido educada por la doctrina cristiana, pero a medida que he ido creciendo he sido testigo de las corrupciones eclesiásticas, por lo que he acabado odiando a la Iglesia. No creo que la religión en sí sea mala, es más, predica cosas muy buenas que podrían hacer la convivencia más pacífica y feliz; son las personas las que corrompen estos principios, alegando a citas bíblicas y demás cuestiones que son meramente subjetivas, a merced del lector.
Me ha dado mucha pena la escena de la película, donde se descubre todo el misterio y se ve que son los propios monjes los que cometían esos atroces asesinatos, sólo por preservar algo ''por el bien de la verdad''. Son situaciones como esas las que me hacen reflexionar y pensar: ¿cómo es la gente capaz de llegar a tanto por el simple hecho de que su opinión siga siendo la única válida?
Jorge creía firmemente en la religión cristiana, pero para él cosas como la risa estaban prohibidas, y la verdad es que el argumento es razonable: ‘’con la risa se acaba el miedo, y sin el miedo no puede haber fe, porque no habría miedo al diablo y tampoco necesidad de Dios’’. Pero llegar a tales extremos de barbarie como asesinar a tus propios compañeros benedictinos para que no leyesen el libro de Aristóteles, me hace tener vergüenza de la condición humana. La religión predica que somos el ser más perfecto que existe…pues yo no veo esa perfección por ningún lado.
Y tanto en la Edad Media como ahora, sigue ocurriendo lo mismo. La Iglesia sigue mintiendo, el Papado ganando dinero a costa de fieles (con la cantidad de gente pobre a la que ese dinero le vendría bien) y las personas de a pie se lo siguen creyendo todo. Sólo espero que siga habiendo personas que tengan dos dedos de frente, vean estas injusticias y no se callen, que luchen por lo que es justo. Aunque conociendo a la justicia de hoy en día, que está igual o más corrupta que en aquellos tiempos, seguramente se apagará las voces de los pocos luchadores que hay rápidamente.
Diana Maria Ariton.

Anónimo dijo...

¿qué postura tiene en esta película el fanatismo?

Publicar un comentario

En “Angelus Novus” cualquier opinión, sugerencia o comentario serán muy bien acogidos. No serán publicados, sin embargo, los mensajes injuriosos, discriminatorios o con un lenguaje inapropiado.

¡Muchas gracias!

Ir Arriba